Cartas y declaraciones

Con el auge de la tecnología y los nuevos modos de comunicación, la costumbre de escribir cartas se ha ido perdiendo progresivamente. El ritmo frenético que marca nuestras vidas, así como la predilección por las imágenes, han provocado que cada vez dediquemos menos tiempo a expresar nuestros sentimientos por escrito. Desde Escriturama reivindicamos esta práctica, puesto que consideramos que hay emociones que se expresan mucho mejor cuando nos paramos a pensar sobre ellas para ponerla en palabras.

Declarar a alguien tu amor, pedirle perdón a esa persona con quien discutiste por una tontería o despedirte de tus compañeros de trabajo no son tareas dignas de ser resumidas en un corto mensaje de texto. Cuando hablamos de sentimientos auténticos, desde el corazón, cada palabra cuenta.