Cartas de perdón

En un momento u otro de nuestras vidas, todos hemos sufrido algún tipo de ruptura más o menos doloroso. Pero, seguramente y salvo contadas excepciones, no hay motivo lo suficientemente poderoso como para mantener ese distanciamiento por el resto de los días. Sencillamente, no merece la pena. Así pues, manos a la obra: deja el orgullo a un lado, rellena el formulario que viene a continuación y retoma la relación con esa persona que tanto anhelas tener cerca de nuevo.