Discursos para bodas

Cualquiera que haya tenido que leer durante una boda, aunque haya sido solo durante un par de minutos, sabrá que no es tarea sencilla. Ni mucho menos. No importa si el recinto donde ha de leerse el discurso es una iglesia o un juzgado, y tampoco cambia mucho (en cuanto a nervios se refiere) que sean 40 o 400 personas las que escuchan. Desde Escriturama no podemos leer tu texto por ti, pero sí podemos ayudar a que la tarea te resulte mucho más sencilla, más llevadera y, detalle no poco importante, a que los oyentes no solo no se aburran, sino que se diviertan y emocionen.

Si lo deseas, puedes leer algunos de los discursos (y consejos) que nuestro redactor Diego, experto en ceremonias nupciales, lleva escribiendo desde hace años para nuestra web amiga Leer en Bodas.

Rellena el cuestionario que viene a continuación y nosotros nos encargaremos de transmitir tus deseos con las palabras y el tono que más se ajusten a tu manera de expresarte.